LA CUEVA DE CHAUVET

ARTE PRIMIGENIO DE IMAGEN EN MOVIMIENTO

A PROPÓSITO DE LA FUGA DE LOGAN

<Por Luciano Alonso>

La fuga de LoganLos “servo-mecanismos” proveen lo necesario para satisfacer las demandas biológicas, por lo que el ser humano fue perdiendo la facultad de valerse por sí mismo.

Esta dinámica hizo que los seres humanos perdieran su humanidad, ya que fueron tornándose tan obedientes como un mecanismo artificial.

Todos viven más o menos felices en cautiverio, repitiendo un modelo de vida heredado que no se cuestiona y que no tiene demasiada justificación. Acaso porque el ser humano tiende a comportarse de manera programática y a repetir lo que se le ha inculcado.

El correr de los años y los años, junto a la domesticación de las pasiones y la falta de cuestionamiento a la autoridad, generó el caldo de cultivo en el que transcurre esta historia. Un mundo funcional y cerrado sobre sí mismo, donde todos son más o menos felices y la vida parece más o menos simple. La celebración del sexo y las pasiones físicas parecen ocupar la mayor parte del tiempo y eso parece algo normal y normalizado. Es un mundo de jóvenes. A tal punto, que al llegar a los 30 todos deben, sin excepción, cumplir el rito de la “renovación”, que luego se descubre que sólo es un eufemismo para la muerte. Claro que eso nadie lo sabe y todos viven en la ingenuidad y creencia de que dicho rito funciona. No cuestionar la autoridad y volverse obsecuente genera, finalmente, un modelo suicida.

No superar la edad de 30 años resulta algo tan importante y fundamental para el desarrollo normal de esta sociedad utópica, que se ha creado una fuerza policial constituida por los “Sandman”, que dan caza a todos los “corredores”, como se conoce a aquellos que pretenden escaparse de la lógica ritual de la “renovación”.

Logan 5, el protagonista, es un “Sandman”. Un día conoce a Jessica 6, que se niega a tener sexo con él. Logan no entiende su negativa a copular y, al interrogarla, ella le dice cosas extrañas. Le habla sobre la tristeza, sobre perder a un amigo, sobre el asesinato. Todas esas ideas y palabras, son impensables e impensadas, están fuera de la norma.

En su última cacería, Logan 5 se queda con uno de los objetos del corredor. Se trata de una cruz. Luego, cuando Logan 5 se somete a la rutinaria inspección de identidad, para rendirle su informe a la computadora matriz, resulta que la computadora detecta ese objeto y le brinda una información que acaso Logan 5 prefería no saber. Dicho objeto se relaciona con el santuario, una palabra clave de la época pre-catástrofe. Los corredores que han conseguido escaparse con éxito aparecen asociados al santuario. La computadora matriz le solicita a Logan 5 que destruya el santuario. De ser necesario, tiene acceso para salir de los límites de la ciudad, al exterior. Logan 5 vivió toda su vida en el convencimiento de que en el exterior no había nada. Aunque esa no es la mayor de las sorpresas. Se le exige que esté solo en su nueva misión. Nadie más debe saber acerca del plan.

Logan 5 vuelve a contactar con Jessica 6, pues ha visto que ella lleva una cruz colgando del cuello, tal como el corredor. Logan 5 le confiesa que él mismo se convertirá en corredor y le pide ayuda. Jessica 6 desconfía. Cuando Jessica 6 le cuenta a sus amigos que Logan 5 sabe acerca del santuario, ellos acuerdan que Logan 5 se ha vuelto peligroso y deciden deshacerse de él, aunque no lo consiguen.

Se sobreentiende que Logan 5 opera como un infiltrado y que no abandona su plan de simular ser un corredor, sólo para llegar al santuario y cumplir con la misión encomendada. No obstante, Logan 5 cambia progresivamente de idea, hasta convertirse verdaderamente en un corredor y ahí es cuando comienza su verdadera fuga. Francis 7, que ha sido su compañero y mejor amigo durante todo este tiempo, ahora es quien lo persigue.

Jessica 6 decide acompañar a Logan 5 en su fuga y quizás la fidelidad y el amor que le profesa es lo que al fin determina el cambio de ideas en Logan 5. Una vez que han salido del domo que los contiene, al exterior, observan el sol por primera vez y deben soportar las inclemencias atmosféricas, cuestionándose severamente las decisiones tomadas. Al fin llegan a lo que serían las ruinas del viejo mundo, donde conocen a un anciano que vive rodeado de gatos y de libros y les habla de los tiempos antiguos. La idea inicial es que vivan allí mismo, pero Logan 5 no soporta la idea de que todos en la ciudad continúen viviendo sin saber que existe el exterior, en la ignorancia del otro mundo y de la historia antigua. Así que decide volver y se convierte en un profeta, un loco y un revolucionario.

Lo interesante es que no se explica por qué salir al exterior se supone un éxito, ni por qué la presencia del anciano causa un furor que está más allá de la sorpresa o la simple curiosodad. Logan 5 arruina las máquinas que posibilitaron la satisfacción de las necesidades biológicas durante todo este tiempo y lo que pretende ser un final feliz debe ser severamente cuestionado. ¿Realmente están mejor ahora que ya no hay máquinas que proporcionen comodidades? ¿Realmente podrán ser felices los pobladores del nuevo mundo en el exterior, luego de haber vivido toda su vida en cautiverio, sin poseer la menor idea de cómo sobrevivir?

Desde luego, está claro que la presión de mantenerse joven es una presión insoportable. ¿Pero era necesario violentar el funcionamiento del domo sólo para obtener el derecho a envejecer?

Hay una lógica que no tiene lógica en esta historia. El argumento, además de enrevesado, es incoherente. Desde luego, queda bastante claro que el argumento es lo que menos importa en esta película. Aunque, también es necesario entenderlo, sólo para luego olvidarlo. Es necesario realizar su camino, pero sólo para descubrir que es un callejón sin salida y que la gracia del asunto está en la trayectoria y no en el desenlace.

En más de un sentido, la película es un tanto torpe, algo pantanosa. Las actuaciones acartonadas hacen que los diálogos resulten poco convincentes. Sin embargo, pese a todos los defectos que podamos encontrarle, también queda claro que es una película que tiene algo sumamente original y perdurable y por eso merece un lugar de privilegio. Lejos de ser pionera en el subgénero de distopía (ya Metrópolis lo había ensayado mucho antes) consigue hacer escuela, luego de esbozar un modelo que se repetirá en lo sucesivo: una sociedad utópica que resulta no ser ideal. La preponderancia de las máquinas. La anestesia de las pasiones. El héroe que subvierte el orden. Casi todas las películas que respetan este modelo le deben algo a esta película, incluso cuando ésta misma película es -a su vez- deudora de una larga tradición. La premisa es siempre más o menos la misma: unos viven anestesiados o dormidos, otros despiertan. Los que despiertan sienten la necesidad de despertar a los dormidos. Otro argumento a favor de su actualidad: la duda del protagonista. Logan 5 no nace héroe, se construye como tal. El espectador es testigo de su vacilación. Logan 5 tiene que tomar una decisión y esa decisión determinará su vida y la de los que lo rodean, pero no está seguro de nada. Es más, cambia de parecer sobre la marcha.

El acierto de La fuga de Logan también es poético. Para entender esto, el personaje de Box es clave. Luego del límite del domo, descubren una suerte de cámara frigorífica gigante. Ese es el espacio que habita Box, que resulta ser más que una máquina o un hombre o una fusión de ambos. Esperen a los vientos, entonces mis pájaros cantan y las grutas profundas susurran mi nombre, dice Box. Está claro que este personaje y lo que representa (sea lo que sea) opera en una dimensión simbólica. Box, una suerte de androide que está más allá de la comprensión humana, es la última parada para aquellos que se han dado a la fuga. ¿Y qué es lo que hace Box? Almacena alimento futuro, congelándolo todo. Entonces, ¿cuál es la clave que Box encierra? La incertidumbre de un presente suspendido en el tiempo. La previsión de tiempos por venir, aún más extraños.

La naturaleza como utopía consumada, pero también como una anti-utopía, porque nadie puede estar a salvo y a gusto en la naturaleza. Entonces, necesitamos lugares protegidos, estar contenidos en algún sitio, cualquiera sea. Son los mismos barrotes que nos quitan libertad, los que nos otorgan la libertad de crecer en cautiverio y esta es la clave de esta película en particular y de todas las que continúan su tradición. No dar una respuesta satisfactoria, sino plantear la duda en el espectador sobre cuál sería exactamente la mejor opción para una sociedad distinta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 18 febrero, 2015 por en Crítica y etiquetada con , , .

SECCIONES

Introducí tu dirección de correo electrónico para seguir esta revista virtual y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

EQUIPO DE TRABAJO

Director:
Álvaro Fuentes
Escribas:
Ezequiel Iván Duarte
Mariano Vázquez
Francisco Goin
Gustavo Provitina
Alejandro Noviski
Pablo Ceccarelli
Álvaro Bretal
Giuliana Nocelli
Juan Jorge Michel Fariña
Pablo Osorio
Morena Goñi

Redes sociales

A %d blogueros les gusta esto: