LA CUEVA DE CHAUVET

ARTE PRIMIGENIO DE IMAGEN EN MOVIMIENTO

TEATRO ANARQUISTA: LA HISTORIA DETRÁS DE LA ESCENA

<Por Álvaro Fuentes>

Una mujercita 6 bynUna mujercita vestida de negro es una obra teatral escrita y dirigida por la autora platense Susana Tale y actuada por Cecilia Coleff, Constanza Mosetti, Hugo César Martínez y el perro Bartolo, en Sala Espacio 44. Con una cuidada puesta de luces, vestuario y escenografía, los tres personajes, ricos en matices, se lucen con actores que saben dotarlos de vida. En una Buenos Aires de 1910, en medio de los festejos del centenario, Leda y su hermana trabajan cuidando el perro de una familia acomodada, y viviendo en una dependencia de la mansión como personal de servicio. Leda es más apesadumbrada y con un pasado anarquista oculto. Su hermana, más taciturna, dedicada con esmero al perro de la casa y buscando el amor de su vida, de a poco va siendo más consciente de lo que ocurre a su alrededor. Está también el aporteñado cochero de la familia, que visita con frecuencia a las hermanas y las corteja, y del que Leda desconfía.

La familia para la que los tres personajes trabajan nunca aparece en escena, así como tampoco vemos todo lo que ocurre afuera. Hay una clara decisión de la dramaturga de mostrar un acontecimiento histórico de la Argentina (la obra está basada en hechos reales) pero siempre circunscribiendo la acción dentro de los límites de esa habitación en la que viven las dos mujeres. Hay leves sugerencias del afuera más inmediato, como cuando tienen que levantar al cochero borracho en la puerta o en la dramática escena final.

“Hay que salir de esta mugre” se las escucha decir en los diálogos, sobre todo a Leda, haciendo referencia a la vida miserable que llevan. Esa “mugre” es también el espacio, perfectamente delimitado, en el que transcurre la acción. Pero los hechos que rodean la historia se remontan mucho más allá de esas cuatro paredes, llegando hasta incendios a locales anarquistas, festejos por el centenario y una euforia colectiva ante el inminente paso del cometa Halley sobre las cabezas de los porteños.

La obra puede enmarcarse en un teatro histórico-político, tan bien explotado por la dramaturgia local en los últimos años. Debe saludarse que Una mujercita vestida de negro sea el resultado del trabajo de una autora y directora platense, jerarquizando a la ciudad de las diagonales en la escena teatral, y demostrando su gran potencial actoral y autoral.

Por último, se trata de una obra que invita a conocer aspectos de nuestra historia argentina, como la figura de Simón Radowitzky, anarquista ucraniano-argentino preso por el atentado contra un comisario famoso por sus razias contra militantes políticos. Lo que sugiere la obra del afuera en términos puramente escénicos, es también una sugerencia para que como espectadores conozcamos más acerca de nuestra identidad política y cultural.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 1 mayo, 2015 por en Crítica y etiquetada con , , .

SECCIONES

Introducí tu dirección de correo electrónico para seguir esta revista virtual y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

EQUIPO DE TRABAJO

Director:
Álvaro Fuentes
Escribas:
Ezequiel Iván Duarte
Mariano Vázquez
Francisco Goin
Gustavo Provitina
Alejandro Noviski
Pablo Ceccarelli
Álvaro Bretal
Giuliana Nocelli
Juan Jorge Michel Fariña
Pablo Osorio
Morena Goñi

Redes sociales

A %d blogueros les gusta esto: