LA CUEVA DE CHAUVET

ARTE PRIMIGENIO DE IMAGEN EN MOVIMIENTO

EL MUNDO DE SOFÍA

<Por Lara Vismara>

Sofia CoppolaNo debe haber sido fácil para Sofía ser la hija de Francis Ford Coppola, uno de los directores de cine más importantes de los últimos tiempos. Su padre ha dirigido varios films alucinantes, incluyendo algunos de los tantos que han sido considerados como los más importantes del siglo XX, como la trilogía de El Padrino y Apocalypse Now. Se ha asentado el prestigio y su reconocimiento en todo el mundo. Coppola es de esos apellidos que tienen mucha resonancia en el ámbito de la cultura y el arte en general. Sin embargo, hoy en día, cuando nos referimos a un tal Coppola se nos hace imperioso especificar si estamos hablando de Francis o de Sofía, su hija.

Sofía Coppola se ha criado en el ámbito del cine hollywoodense y tuvo la influencia de su figura paterna siempre presente. Desde muy pequeña ha participado como actriz en numerosas películas y más tarde colaboró como guionista y diseñadora de vestuario. Obviamente, el ser “la-hija-de” le ha abierto muchas puertas, aunque Sofía ha decidido dar paso firme e independizarse de esa imagen que atribuyeron los medios, demostrando ser una mujer con mucho talento que no se alimenta de la fama de su padre. En este sentido, hoy en día se puede decir que ha logrado reivindicarse como una directora de cine con mucha personalidad. Si hay algo que tienen en común las cinco películas que dirigió hasta el momento, es que en ellas la intención principal está en la recreación de ambientes en donde predominan las sensaciones de soledad, de incomprensión y la búsqueda de compañía. Sería algo análogo a lo que en la antigua Grecia se solía decir respecto a la experiencia del espectador frente a la tragedia: esa expurgación de las emociones a través de la catarsis, ese pathos en el que el espectador comprende al personaje de la historia y siente compasión por él.

En sus films predomina la figura femenina, representada como algo puro, inocente y sumamente sensible. Centra su atención en personajes (sobre todo chicas jóvenes y bellas) que, a pesar de tener éxito y popularidad, se sienten solos, aburridos, abandonados o incomprendidos, y que buscan diversión y compañía para llenar ese vacío. De hecho, sus películas fueron catalogadas como pertenecientes al género drama, ya que tratan sobre personas o caracteres que simbolizan, en forma concreta y directa, un conflicto humano, aunque por momentos pueden aparecer elementos cómicos y románticos. La representación de este mundo sentimental puede que esté determinada por su propia experiencia personal, ya que generalmente en sus películas se presenta un viaje a otro país, la buena educación, la fiesta, el hotel, el éxito, la fama, entre otras cuestiones que pueden relacionarse con una vida privilegiada, como puede haber sido la suya por ser hija de un prestigioso director de cine. Pero, además de representar esos estilos de vida, Sofía quiere sacar a la luz el costado triste y lastimero de esas historias. Por esta razón, cualquiera de sus películas puede parecer aburrida y monótona para quienes solo les interesa la trama antes que las emociones que se intenta trasmitir. Es una directora que ha sido aclamada y rechazada por la crítica y el público, aunque vale recalcar que ha ganado muchos premios prestigiosos, sobre todo gracias a su película Lost in Traslation (o Perdidos en Tokio, en español) del 2003. Tiene una estética que le es muy característica, por ejemplo el predominio de los colores pasteles, de imágenes sobrias y armónicas, de objetos típicos del ámbito de lo femenino o chicas rubias de ojos claros. Por otra parte, tiene mucha reivindicación en el ambiente de la música Indie ya que ha dirigido varios videoclips de bandas como White Stripes, Sonic Youth, The Flaming Lips, etc., y muchas bandas han participado del soundtrack de sus películas, por ejemplo Air, The Strokes, Phoenix, entre otros.

Desde el primer cortometraje que dirigió a los 27 años, Lick the star (1998), ya comienza a relucir un estilo que luego va a pulir en sus próximas películas. Con una estética alternativa, un soundtrack con bandas del movimiento musical feminista “riot grrrl” y la imagen en blanco y negro, el corto trata de una jovencita bella y rebelde que pasa de ser la líder del grupo de las “chicas malas” a ser traicionada y quedarse sola. Si bien se trata de un corto de 15 minutos aproximadamente, creo que es importante traerlo a colación porque en él logra retratar una generación de chicas sensibles, románticas, soñadoras, que intentan rebelarse e independizarse. La experiencia del sufrimiento femenino comienza a ser una clave en su estilo, y es algo que en su primera película de larga duración, The Virgin Suicides (1999), va a profundizar un poco más. Basado en la novela homónima de Eugenides, su primer largometraje está ambientado en la década del 70 y cuenta la historia de cinco hermanas adolescentes que sufren por las restricciones que les imponen sus padres religiosos. Debido a la contradicción entre las presiones que se les imponían y lo que ellas querían, las hermanas son aisladas del mundo exterior y caen en la depresión. Además de narrar una triste historia, Sofía intenta hacer una fuerte crítica a la educación religiosa y el mundo de las apariencias. La película tuvo mucho éxito y reconocimiento internacional, logrando la adhesión de muchas jóvenes que se sintieron identificadas con los personajes femeninos de la historia.

Su segundo film, Lost in Traslattion (2003), fue un éxito de taquilla: los papeles interpretados por Bill Murray y Scarlett Johansson, y el nivel de detalle que Sofía logró transmitir, fueron aclamados de manera muy positiva. La historia está ambientada en el Tokio actual y trata sobre el encuentro en un hotel de dos desconocidos, un viejo actor en decadencia (Murray) y una bella muchacha solitaria y perdida (Johansson). Ambos sienten un vacío en sus vidas y comienzan a conocer juntos los rincones de esa gran ciudad y, poco a poco, se enamoran. Con esta película Coppola ganó un Academy Award (en la categoría de mejor guión original, que fue escrito por ella misma) y tres Globos de Oro (en las categorías mejor guión, mejor película y mejor actor para Murray). De esta manera, la joven directora se convirtió en la tercer mujer, después de Lina Werthmuller y Jane Campion, en ser nominada y ganadora en los premios más importantes del mundo del cine. Luego, con Marie Antoinette (2006) se dividieron las aguas: a muchos les resultó fascinante y a otros les pareció decepcionante. Con esta película, Coppola intentó representar de manera ficticia la vida de María Antonieta (Kirsten Dunst), como si fuera una chica de la actualidad que vive en la Francia del siglo XVIII. Obviamente de manera muy ficcional y eliminando sutilmente algunos pasajes históricos, en el film la joven austríaca se rebela contra el aislamiento que representa la corte de Versalles y se convierte en la reina más incomprendida de Francia. Su siguiente película fue Somewhere (2010), con la que intentó volver a la misma temática de Lost in Traslattion al reflejar la soledad, en este caso, de un famoso actor de Hollywood (Stephen Dorff) que vive de los excesos y los lujos pero que vuelve a encontrar la felicidad y el equilibrio cuando comparte momentos con su hija preadolescente (Elle Fanning). Ha recibido muchas críticas positivas y Coppola volvió a recibir reconocimiento por escribirla y dirigirla al ganar el León de Oro en el Festival de Venecia, aunque también recibió duras criticas por el abuso de los mismos recursos que utilizó anteriormente en las ambientaciones melancólicas y por no crear nada original o diferente en comparación con lo anterior. Más tarde dirigió The Bling Ring (2013), que trata sobre un grupo de jóvenes de Los Angeles que comienzan a robar cosas de famosos, tomar drogas y asistir a fiestas desenfrenadas. Ésta quizás ha dejado a muchos críticos insatisfechos, porque le faltó representar con profundidad el contexto moral, dando como resultado una película “vacía” y “banal”. Su posterior trabajo es The Little Mermaid que aun no ha sido estrenado, y actualmente se está dedicando a filmar una serie de televisión con Bill Murray.

En resumidas cuentas, podemos decir que Sofía Coppola tiene un estilo muy definido y con una visión muy particular sobre un determinado recorte de la realidad. Si bien obtuvo su momento de prosperidad y elogio, parece haberse estancado en un mismo discurso, sin lograr proponer nuevos contenidos, ni profundizar en los ya expuestos. En su momento, ese estilo con tanta personalidad fue la novedad y lo que le dio trascendencia. De todas maneras, es una directora con gran potencial y que tiene mucho por delante como para sorprendernos nuevamente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 6 junio, 2015 por en Crítica y etiquetada con , , .

SECCIONES

Introducí tu dirección de correo electrónico para seguir esta revista virtual y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

EQUIPO DE TRABAJO

Director:
Álvaro Fuentes
Escribas:
Ezequiel Iván Duarte
Mariano Vázquez
Francisco Goin
Gustavo Provitina
Alejandro Noviski
Pablo Ceccarelli
Álvaro Bretal
Giuliana Nocelli
Juan Jorge Michel Fariña
Pablo Osorio
Morena Goñi

Redes sociales

A %d blogueros les gusta esto: