LA CUEVA DE CHAUVET

ARTE PRIMIGENIO DE IMAGEN EN MOVIMIENTO

LA BELLEZA DE LA EXPERIENCIA

<Por Irene Cambra Badii>

Addenda de interlocución con el comentario de Gustavo Provitina

“(…) tengo en monedas de cobre

el oro de ayer cambiado.

Sin placer y sin fortuna,

pasó como una quimera

mi juventud, la primera…

la sola, no hay más que una:

la de dentro es la de fuera (…).”

Antonio Machado, Coplas Mundanas

youth 4 ByNEl eje nodal de Juventud es la reflexión sobre el pasado, el presente y el futuro a través de los cuatro personajes centrales. El transcurso del tiempo, lo que ha pasado y no volverá, y cuánto tiempo tenemos por delante en la vida (y cómo podremos vivirla) son motivos de distintas conversaciones que van teniendo los protagonistas, sobre todo los dos más ancianos, encarnados excelsamente por Michael Caine y Harvey Keitel.

Ellos están alojados en un spa suizo donde uno aprovecha para descansar, y el otro para trabajar en el guión de su última película junto con un grupo de noveles productores. El tiempo parece detenerse: todos los días se parecen unos con otros.

En este “purgatorio cinco estrellas” (brillante descripción de Provitina) los personajes del film reflexionan sobre su vida pero, ¿sobre qué reflexionan? Los temas cotidianos de la salud en la vejez se entretejen con disquisiciones sobre el pasado, el amor y el trabajo.

El ritmo de la película, entre aletargado y decadente, nos va sumergiendo en esas conversaciones, en el descanso del spa suizo, en ese sopor que experimentamos a veces en la vida. Sin embargo, el tono de las reflexiones parecen encauzarse por otro carril: el de la grandilocuencia.

Tal como las instalaciones del film (paisajes de la naturaleza suiza que parecen salidos de una postal, sumados a la ampulosidad del hotel-spa), los conflictos existenciales expresados en las portentosas frases de los protagonistas resultan excesivos para la lógica del film mismo: una reflexión sobre la vida no necesariamente deba ser edulcorada ni espectacular, puesto que la vida tampoco lo es en muchos momentos.

La estética del film se cuela en el guión (o viceversa), y nos vemos desbordados de consejos de vida y amistad que, más que ubicarse en relación con la vida de los protagonistas, parecen estar destinados a convertirse en frases difundidas por libros de autoayuda.

¿Cuál es el sentido de esta estética, si al incluirla borra la belleza de una emoción más auténtica?

El film parece incurrir en el mismo error que sus protagonistas: distraerse más en las formas que en el contenido, defender la importancia del hacer sin tener en cuenta qué o cómo.

Sabemos que el recuerdo es una de las dimensiones decisivas de la vida humana. La memoria sobre lo acontecido opera en el presente y por lo tanto también en el futuro; y esa memoria es siempre singular, de cada sujeto. ¿Cómo es posible entonces proponer, tal como lo hace el film, una cierta simetría de experiencias? ¿Cómo sería posible ordenar los recuerdos y lo que vendrá, siguiendo una lógica de partes iguales pero contrapuestas?

Los personajes del film parecen estar recortados como si uno fuera el reverso del otro: los jóvenes, por un lado, y los viejos, por otro. Mientras Paul Dano intenta darle un sentido a su vida actoral tratando de encarnar un personaje serio que lo ayude a desligarse de un éxito de taquilla, Rachel Weisz intenta alivianar su vida luego de su sorpresivo divorcio. Asimismo, mientras Harvey Keitel crea su último film, Michael Caine se niega a dirigir su última obra; cuestión que modificará con la muerte de su amigo. Por otra parte, los cuatro protagonistas como un todo se ven reflejados en el extremo de los excesos encarnado por el futbolista maradoniano.

Debajo de esa simetría estética, subyace en el film una simetría de experiencias, puesto que los diálogos y las reflexiones se organizan en torno a esas contraposiciones de la vida propia y ajena, como si se tratara de sujetos homologables, portadores de discursos con igual estatus ontológico. El planteamiento olvida que justamente la belleza de la vida radica en la diversidad de vivencias, emociones y pensamientos, y en el mar confuso que esta mezcla puede resultar a veces.

Vayamos un paso más allá: ¿esta reflexión sobre la juventud y el paso del tiempo, expresada en las conversaciones, refleja el proceso interior (tal como dice Machado: la de dentro es la de fuera)? ¿O en medio de tanto virtuosismo estético hay algo que queda pendiente en la reflexión?

Sobre el final del film, nos adentramos en el punto ciego de cada uno de los protagonistas mayores. Así como la actriz dilecta del director encarnado por Harvey Keitel le enrostra que no ha hecho buenas películas, produciéndose una caída subjetiva de la que no podrá salir, también la música de la Simple Song compuesta por el director de orquesta lo hará reencontrarse con su pasado y sus fantasmas. El hecho de poder oír el grito mudo de su antigua mujer, cantante de ópera, en la soledad de su habitación y en contraposición directa con la presentación de las canciones ante la Reina de Inglaterra, nos lleva por la vía de pensar acerca de esta gran ausencia en su vida, y la responsabilidad pendiente. Este final, lejos de concluir, nos conduce nuevamente en el camino de buscar la belleza estética allí donde falta elaboración de esos personajes acerca de lo sucedido en su vida, y qué han hecho para producirlo.

Nota de Gustavo Provitina sobre Juventud.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 11 mayo, 2016 por en Crítica y etiquetada con , , , .

SECCIONES

Introducí tu dirección de correo electrónico para seguir esta revista virtual y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

EQUIPO DE TRABAJO

Director:
Álvaro Fuentes
Escribas:
Ezequiel Iván Duarte
Mariano Vázquez
Francisco Goin
Gustavo Provitina
Alejandro Noviski
Pablo Ceccarelli
Álvaro Bretal
Giuliana Nocelli
Juan Jorge Michel Fariña
Pablo Osorio
Morena Goñi

Redes sociales

A %d blogueros les gusta esto: