LA CUEVA DE CHAUVET

ARTE PRIMIGENIO DE IMAGEN EN MOVIMIENTO

LA GUERRA DE LOS TRAILERS

<Por Pablo Osorio>

Batman V. Superman: Dawn Of Justice

Bueno, más que guerra, digamos que el ir y venir que une a ambos rivales se asemeja más al vaivén de un encuentro de ajedrez, en el cual parte y contraparte esperan el movimiento contrario y actúan de acuerdo a él. Los rivales son DC Comics y Marvel, Civil War y Superman vs Batman. El nacimiento de la justicia. Hay que decir que en el ajedrez ante una jugada, desde la primera movida, se genera una respuesta acorde que modifica la dinámica del tablero constantemente; pero estos dos jugadores juegan igual, si uno mueve un alfil para tomar un caballo y señalar jaque, el otro hace lo mismo. Ya no sólo hicieron películas en la que superhéroes pelean contra superhéroes, sino que las publicitan igual. Tres trailers por película de entre dos y tres minutos que develan el 80% de los misterios posibles. El tráiler (como la vieja mula de la canción de los Simpson) ya no es lo que era, ha dejado de ser la sorpresa inesperada previa a la película a disfrutar. Hoy en los tiempos de descargas de películas a horas de sus estrenos, de copias pirateadas que se venden en los puestos de diarios o en las estaciones de tren, de páginas web que dejan a gusto y piachere films y series, las empresas, estas corporaciones con nombre y apellido, no tienen mejor idea que “spoilear” mucho de lo interesante a ofrecer. Tres trailers que lo dicen todo, quién contra quién, qué inesperado personaje aparece, qué as bajo la manga oculta. ¿Para qué ir al cine entonces, si ya conocemos fehacientemente 80% de trama y circunstancias del film? Primero, supongo, que uno va para ver el 20% restante y luego, se asiste, para cumplir una fidelidad extraña si se quiere, una fidelidad parecida a la que nuestras madres y abuelas tienen con sus telenovelas, las que nunca son abandonadas durante ciento y algo de capítulos a pesar de que saben desde un momento que la chica pobre se quedará con el muchacho rico en el capítulo final. Es la fidelidad del fanático.

En el otro hemisferio de la cuestión está Av. Cloverfield 10 de J.J Abrams, director que ya tiene la costumbre de no mostrar demasiado en sus escuetos y misteriosos trailers, que dependen casi de una escena, a veces la mejor de toda la película. Aunque hay que decir que ambas estrategias funcionan, que estos tres tanques llenan salas, sólo que Marvel y DC, denotan la desesperación de ser la punta de lanza o el colchón de cuatro o cinco películas más que van a la cola.

Como dije antes, el tráiler ya no es lo que era, grandes responsables de esto son las redes sociales y Youtube. Las redes sociales dan ese constante “Compartir”, “Me gusta” y comentarios que agrandan la expectativa y prometen no perderse esa pelea (Batman vs. Superman) (Ironman y equipo contra la barra del Capitán América) del siglo. Youtube por su parte ha marcado a fuego los cambios que han sufrido los trailers, ya no sólo con sus canales de muchísimos suscriptores dedicados a ese contenido, sino que también ha dado la posibilidad a muchos fanáticos de hacer y mostrar sus propias creaciones realizando montajes con varias películas de un mismo actor o de una misma saga, a partir de figuras lego o al estilo de un video juego de 8 bits. El tráiler ha mutado, más bien se viene emancipando de su género seminal: el cine. Quizá su condición de breve, tan breve como un suspiro, y residual, en los tiempos en que las películas duran casi todas tres horas para poder vender un tarro más hondo de pochoclos, tal vez el tráiler nos remita a las primeras películas mudas y en blanco y negro. ¿Y qué habrían pensado los directores de antaño de un resumen de dos minutos de sus películas de cinco? Es más, la otra vez me encontré a Georges Méliès en la calle cuando volvía de comprar el pan. Imagínense mi sorpresa, hacía bastante que no lo veía. Lo primero que hice fue preguntarle cómo estaba, porque a pesar de que el tipo llevara ochenta y muchos años de muerto, yo estaba preocupado por su bienestar. Estuvimos hablando de mucho de lo que les vengo diciendo y, entre decepción e ira me dijo algo así como que quizá el cine ya no sea el lugar en el que nacen muchos de nuestros sueños, sino el recinto donde vamos a corroborar nuestras certezas. Antes de despedirse me dio un consejo: fin de semana de neorrealismo italiano.

Habrá que hacerle caso al mago.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 26 mayo, 2016 por en Ensayo y etiquetada con , , .

SECCIONES

Introducí tu dirección de correo electrónico para seguir esta revista virtual y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

EQUIPO DE TRABAJO

Director:
Álvaro Fuentes
Escribas:
Ezequiel Iván Duarte
Mariano Vázquez
Francisco Goin
Gustavo Provitina
Alejandro Noviski
Pablo Ceccarelli
Álvaro Bretal
Giuliana Nocelli
Juan Jorge Michel Fariña
Pablo Osorio
Morena Goñi

Redes sociales

A %d blogueros les gusta esto: