LA CUEVA DE CHAUVET

ARTE PRIMIGENIO DE IMAGEN EN MOVIMIENTO

LA PLATA NOS PERTENECE

<Por Ezequiel Iván Duarte>

para-movimiento1.“El paraíso de los vagos” (Roberto Arlt, “Elogio de la ciudad de La Plata”)

2.Imposible decir nada concluyente de un trabajo aún en proceso de realización como Movimiento. La exhibición de su primera hora, sin postproducción de imagen y sonido, apenas alcanza para arriesgar algunas observaciones.

3.Esta película debía ser hecha: a La Plata le llegó, al fin, su pintura de estrato, su fresco de amour fou y vida bohemia luego del aguafuerte arltiano, que data de la década del 30 del siglo XX. Pero en este caso, no se trata de la mirada de un porteño de paso, sino de un pampeano residente, Federico Barrios. En la ciudad de los estudiantes, una mirada a la juventud de procedencias diversas, nucleada por un circuito, por una arquitectura, por una luz siempre neblinosa.

4.Otro camino: Movimiento se despega de las tendencias habituales del cine platense: el documental político, la ficción fantástica y de horror, la comedia disparatada.

5.En la charla post proyección, una espectadora y el director dejan entrever la figura de Richard Linklater como inspiración. Pero, a diferencia de Slacker, donde los personajes son tomados y luego abandonados en una deriva permanente, Movimiento, en su registro coral, retoma y entrelaza las historias.

6.La urgencia de la cámara en mano —“cámara personaje” como la definió el director— no cae del todo en la estética dominante del cine ‘independiente’ internacional gracias a que evita el juego preciosista con los desenfoques permanentes: no anula la profundidad de campo, prefiere la crudeza quizá mortificada del digital desnudo de trucajes.

7.“—Es gente muy quemada. Te digo más: el sector estudiantil está infiltrado por espías de toda laya.” (Adolfo Bioy Casares, La aventura de un fotógrafo en La Plata)

8.Peligro 1: que los personajes terminen por ser meras prolongaciones del director, pero no de su subjetividad heterogénea sino de una voz ‘autoritaria’, en el sentido de que se impone como bajada de línea que absorbe la diversidad: el ego que todo lo devora.

9.“Una escena, un plano”. Así explicó Barrios el programa de rodaje, por cuestiones de tiempos y posibilidades técnicas. Debe recordarse que esta película, que surgió y se gestó en el seno del Cluster Audiovisual de la provincia de Buenos Aires, fue realizada con la innegable presencia de la voluntad, directamente proporcional a la inescapable ausencia del dinero. El resultado se inscribe en el cine-tiempo, donde prima el plano secuencia que recorre cuerpos, calles e interiores.

10.Otra referencia posible, casual o no: Jacques Rivette. Deberemos esperar al producto final para observar el registro de la obra teatral que lleva el mismo nombre que el film.

11.Peligro 2: ligado al Peligro 1: que la voz del director, que todo lo absorbe, se regodee demasiado en disquisiciones que por auténticas no dejan de ser banales.

12.“Me he quedado encantado con esta ciudad. Alguien me dice que es una ciudad de estudiantes… ¡Puede ser! Yo no he visto estudiantes en ninguna parte, sino gente pacífica, tranquila, que en los cafés hace rueda desde temprano, como si su ocupación fuera balconear la vida y a los pájaros que picotean sus sombras en las veredas.” (Arlt, ídem)

13.El estudio, actividad por lo general —aunque no siempre— solitaria, está llamativamente ausente, dejado de lado a favor de las actividades de intercambio, convivencia y comunicación en espacios privados que se vuelven públicos: qué otra cosa son las múltiples casonas que funcionan como centros culturales y que tanto abundan en La Plata. En la película esto se deja ver en el patio empleado para el recital de un dúo o en la chica que entra sin avisar a la casa de un amigo, sorprendiéndolo pero, lejos de incomodarlo, provocándole alegría (“¿Estaba la puerta abierta?”). Una tesis posible: en la experiencia del joven estudiante universitario (y a veces trabajador precario) en La Plata prima la riqueza del encuentro cultural, en una ciudad heteróclita atravesada por el flujo y las pretensiones de una modernidad decimonónica volcada al siglo XXI en la consolidación de una politicidad de los ámbitos privados.

14. Momentos entre, intersticios, el vagar, la dispersión.

Anuncios

2 comentarios el “LA PLATA NOS PERTENECE

  1. Pablo Ponzinibbio
    29 septiembre, 2016

    Ezequiel te escribe Pablo Ponzinibbio de Pulsión y “productor” de Movimiento:

    En primer lugar, como parte del equipo, te agradezco enormemente por tomarte el tiempo de reflexionar de forma tan sensible sobre nuestro trabajo. Y si bien celebro este entusiasmo fraternal (en mi caso tan anhelado), que en parte propone y contagia el FESAALP, creo que es vital que nuestro acompañamiento no se vuelva complaciente. Por eso, luego de hablar con los compañeros de la revista y con el director de la película, quería dejar un par de consideraciones para un futuro debate cuando la película se estrene:

    1_Sobre las influencias:
    “Digámonos las cosas de frente sin tanta vuelta” (dijo el director en el debate).
    Me parece destacable el uso de la palabra de forma abundante y directa que se contrapone con el mutismo de la mayor parte de las películas “adolecentes” o “juveniles” del cine ¿independiente? argentino. Alegremente, en esas palabras, encuentro la influencia de un director más cercano como Campusano que de Linklater, aunque esa proximidad lo haga más sutil o inconsciente. Sin embargo, esto no deja de lado los problemas que señalas y que comparto.
    2_El mayor peligro:
    En este mismo sentido aparece la profundidad de campo que, como vos mismo marcas, dejando lo “preciosista” abre paso a una propuesta que se ensaña con mostrar. Sin embargo, a pesar del acertado uso de la profundidad, esta “cámara personaje” no logra encontrar sus matices, sus tiempos y acentos, o sea, su sistema. Y es que: estas “disquisiciones que por auténticas no dejan de ser banales” también tienen su correlato formal. Y ese es para mí el mayor peligro. Que esa autenticidad se encierre en su ego privándose a sí misma.
    3_Un detalle:
    Algo para señalar en lo que vimos de la película es que, el único personaje que supera los 30 es un borracho del que no sabemos nada, ni volvemos a retomar. Creo que ese primer plano de la película deja en claro, aun en su sutileza sintomática, una visión de la cultura separatista desde lo etario que poco tiene para aportar.
    4_El montaje privado:

    Aunque la vitalidad de la juventud acompaña la frescura de un registro “urgente” y sobre todo sincero, creo que aún falta un contra punto: La madurez que habilita la sociabilización y la construcción de un espacio y concepto común. Es decir, lo publico en contraposición a lo privado.
    Todavía no superamos una estructura basada en postales, una estructura fragmentaria. El sector social protagonista, el que tiene los medios de representación, no problematiza su situación de privilegio, sino que esta aparece como algo dado en la frescura de registro antes mencionada. Sin tensionar, ni exigirle nada a lo cotidiano, es imposible “cambiar el mundo” deseo explicitado por el realizador en la charla y que festejo energéticamente. Por eso la forma y la acción aparecen más como intención que como estética. Y es así que lo “cultural” queda relegado a lo privado.
    Si bien el ocio es presentado como sistema de vida, no se termina de constituir como mecanismo de acción y transformación. Por esto es que la representación estética tan citada (pintores, músicos, poetas, cienastas ,etc) queda trunca y aparece como mero juego que necesita ser explicitado.

    5_
    Queda para pensar una ausencia, la de la universidad (Vos lo llamas estudio pero yo prefiero pensarlo institucionalmente).
    6_Mención especial:
    Mención especial para el trabajo de la luz neblinosa, casi húmeda, que vos bien señalaste y para el trabajo de arte que no mencionamos y que me parece destacable.

    Obviamente tendremos que esperar a poder verla terminada.
    Una vez más gracias por tu tiempo
    ¡Abrazo!

    Le gusta a 1 persona

    • elzapatodeherzog
      30 septiembre, 2016

      Gracias por el comentario Pablo, muy pertinente. No quise extenderme en un análisis de la imagen y el sonido de la película justamente por la falta aún de postproducción. Por eso no quise adentrarme en las posibles limitaciones del registro y la cámara personaje (debo decir que no soy el mayor amigo del temblequeo constante de la cámara en mano cuando está en posición fija, pero eso es ya una cuestión muy personal). Está muy bien lo que decís sobre el uso de la palabra, aunque creo que la verborragia como tal (al igual que el mutismo ‘dominante’ como tal) no es un valor en sí mismo, hay que ver qué es lo que se está diciendo y si lo que se dice resulta algo banal, qué nos está queriendo decir el guionista, si es que es conciente de la posible banalidad de mucho de lo que hace decir a los personajes (funciona como por contraste con Campusano, que tiende a las frases sentenciosas autoimportantes e inadvertidamente superficiales)

      Respecto de la luz neblinosa, hay un fragmento creo que en “La aventura de un fotógrafo en La Plata” de Bioy Casares donde señala esa cualidad de la atmósfera platense.

      Una ausencia de la que no hablé (y que sería sólo parcial teniendo en cuenta la escena del bar/centro cultural) es la del trabajo. No me parece mal, porque muchos estudiantes, al menos al principio de sus estudios, no trabajan o tienen trabajos de medio tiempo, pero sin dudas habla de un recorte social muy particular. De todos modos, no estoy seguro de que ésta ni ninguna película tenga la obligación de presentar un recorte más ‘obrero’ o a distintas capas etarias. Kaurismaki hubiera hecho otra cosa, eso seguro. Por eso lo relacioné más con el cine de Rivette: bohemia, teatro, ‘vida de artista’, fricciones sentimentales. Distinto es, sí, la autoconciencia, dar cuenta de las propias condiciones de producción. El punto 4 que señalás es muy claro.

      En fin, mi intención fue volcar apenas unas primeras impresiones, el punteo lo hice en pocos minutos después de llegar a mi casa tras la proyección y apenas lo retoqué cuando lo pasé a la computadora. Soy consciente de la precariedad de ese ‘sistema’ pero, quizás, quería estar a tono con la película.

      Abrazo.
      Eze.-

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 27 septiembre, 2016 por en Festivales y etiquetada con , , .

SECCIONES

Introducí tu dirección de correo electrónico para seguir esta revista virtual y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

EQUIPO DE TRABAJO

Director:
Álvaro Fuentes
Escribas:
Ezequiel Iván Duarte
Mariano Vázquez
Francisco Goin
Gustavo Provitina
Alejandro Noviski
Pablo Ceccarelli
Álvaro Bretal
Giuliana Nocelli
Juan Jorge Michel Fariña
Pablo Osorio
Morena Goñi

Redes sociales

A %d blogueros les gusta esto: