LA CUEVA DE CHAUVET

ARTE PRIMIGENIO DE IMAGEN EN MOVIMIENTO

JUITA GÜIRA: BREVE ANOTACIÓN SOBRE “RAÍDOS” DE DIEGO MARCONE

<Por Ezequiel Iván Duarte>

raidos ByNEn el epílogo de Raídos, primer largometraje documental del joven pero experimentado sonidista Diego Marcone, vemos a un grupo de niños jugar a cargar los enormes sacos con los que se acarrea la yerba mate en la tarefa. ¿El tiempo del ocio como prolongación del tiempo del trabajo? Con más precisión, el juego en la infancia como preparación para la vida (no tan) adulta.

Los protagonistas del film no son mucho mayores que esos chicos, aunque en general aparenten más edad de la que tienen. Y en los barrios rurales de Montecarlo —ciudad al oeste de la provincia de Misiones, limítrofe con Paraguay y a orillas del río Paraná—, no parece haber otra salida que subsistir en base a la cosecha de la yerba que, lejos de efectuarse con las sofisticadas máquinas que acostumbramos a ver en la llanura pampeana, se hace a machete limpio y a lomo pelado.

No es un tema extraño al cine nacional. Es más, dos obras maestras (de ficción) se ocupan de las difíciles condiciones de trabajo de los mensúes —aunque en Raídos nadie emplea este término, se usa ‘tarefero’—: en Prisioneros de la tierra (Mario Soffici, 1939), es el paisaje selvático, tal y como lo sugiere el título, el que tiene un efecto corruptor sobre las almas y las consciencias de las personas. Menos metafísica y más materialista, Las aguas bajan turbias (Hugo del Carril, 1952) se concentra en la injusticia de las relaciones económicas casi esclavistas que subsisten en la industria bien entrado el siglo XX.

El documental de Marcone es menos ambicioso, más observacional (no hay narración en off ni diálogos explícitos entre el detrás y el frente a cámara), sugerido y sostenido en la investigación sociológica de María Luz Roa. Los jóvenes trabajadores son muy conscientes de la situación laboral injusta que soportan: los vemos reflexionar acerca del precio de un paquete de yerba de a kilo (entre 32 y 40 pesos en ese momento) en comparación con lo que reciben ellos por cada cien kilos cosechados (50 pesos); uno de ellos se lamenta de no haber seguido en la escuela; otro, de haberse visto obligado a abandonarla para ayudar económicamente a la familia.

Si bien el foco del director está puesto en los cuerpos[1], tanto en el trabajo como en el reposo y en los momentos de diversión —con la omnipresencia del alcohol—, algunos planos de la vegetación resultan sugestivos, en especial los planos detalle de hojas secas, cubiertas de gotas o de helada, que marcan el pasaje de las estaciones.

Los muchachos —los protagonistas son casi exclusivamente masculinos— hacen equilibrio en un espacio muy delgado con un trabajo estacional duro y mal remunerado que parece conducirlos a una actividad concentrada sólo en el aquí y ahora, donde resalta el gasto del poco dinero que perciben en cigarrillos y alcohol.

En este contexto, Marcone decide concentrarse al final en la figura de uno de los hermanos Lemos, el único que parece decidido a terminar sus estudios. Como en una película de Satyajit Ray, la escolaridad abre nuevas perspectivas pero que, para su consecución, requieren del traslado a la ciudad —en este caso, Iguazú—y de la necesidad de conseguir allí un nuevo trabajo. Aunque nada está garantizado, la precariedad, la incertidumbre, continúan su primacía.

[1] Rescato el plano de las palmas de las manos de uno de los chicos, anaranjadas de tan callosas; el de los pies de una de las mujeres, mal calzados con unas sandalias; y una escena con dos pibes tomándose un descanso y charlando, que termina con ellos jugando a la lucha, lo que resalta el aspecto de ‘infancia perdida’ del relato.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 15 mayo, 2017 por en Crítica y etiquetada con , , , , .

SECCIONES

Introducí tu dirección de correo electrónico para seguir esta revista virtual y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

EQUIPO DE TRABAJO

Director:
Álvaro Fuentes
Escribas:
Ezequiel Iván Duarte
Mariano Vázquez
Francisco Goin
Gustavo Provitina
Alejandro Noviski
Pablo Ceccarelli
Álvaro Bretal
Giuliana Nocelli
Juan Jorge Michel Fariña
Pablo Osorio
Morena Goñi

Redes sociales

A %d blogueros les gusta esto: