LA CUEVA DE CHAUVET

ARTE PRIMIGENIO DE IMAGEN EN MOVIMIENTO

GRITOS Y SUSURROS: UNA SERENA PASIÓN, DE TERENCE DAVIES

<Por Ezequiel Iván Duarte>

Dos coordenadas articulan el más reciente largometraje del director de Distant Voices, Still Lives: la metamorfosis y la muerte, con la poetisa del siglo XIX Emily Dickinson como centro.

A quiet pasion ByN

En Una serena pasión (A Quiet Passion, 2016), su octavo largometraje (séptimo de ficción), el director británico Terence Davies rompe con una seguidilla de adaptaciones literarias (siempre con la excepción del documental Of Time and the City de 2008) que había iniciado en 1995 con La Biblia de Neón (The Neon Bible), sobre la novela homónima de John Kennedy Toole, suerte de film transicional en el que comienza a despegarse del carácter semiautobiográfico que había marcado sus primeros trabajos; y que clausuró, por el momento, con Sunset Song (2015), sobre texto de Lewis Grassic Gibbon.

Sentí un Funeral en mi Cabeza,

los Dolientes que iban y venían,

pisaban — y pisaban — hasta que pareció

que el Sentido se iba abriendo paso —

Pero no se aleja del universo de la literatura. Se trata, así, de su primera biopic, un retrato de la vida de la poetisa estadounidense Emily Dickinson, desde el momento en que su familia decide sacarla del estricto seminario en Mount Holyoke en el que pasó su adolescencia, hasta su muerte en 1886 a los 55 años, víctima de un deterioro generalizado debido a la enfermedad de Bright.

Cuando todos estaban ya sentados,

la Liturgia, semejante a un Tambor —

redobló — y redobló — llegué a pensar

que mi Mente se estaba entumeciendo —

La Dickinson de Davies está atravesada por dos coordenadas que interactúan entre sí: una es la de la metamorfosis, condensada en una escena brillante en la que los miembros de la familia posan para un fotógrafo. Allí, mediante manipulación digital, los cuerpos envejecen en un instante y, en el caso de Emily, su hermana Vinnie y su hermano Austin, se produce el cambio entre los actores más jóvenes que interpretan a los personajes al comienzo de la película y los más adultos que llevarán el grueso del recorrido. Entre estos últimos, Cynthia Nixon (recordada por su papel en la serie Sex and the City) como la poetisa y Jennifer Ehle, que interpreta a la hermana, realizan un trabajo encomiable, con delicadeza para atravesar los cambios de humor y tono y la progresión mortuoria de la obra, con un énfasis potente en lo físico en el caso de Nixon. Cabe destacar que el recurso a la transformación del cuerpo en el plano para marcar elípticamente el paso del tiempo ya había sido utilizado en La Biblia de Neón para mostrar el pasaje de la niñez a la adolescencia del protagonista.

Y después les oí levantar una Caja

y un crujido me atravesaba el Alma

con sus Botas de Plomo, otra vez,

y entonces el Espacio — comenzó a repicar,

La segunda coordenada es, sin dudas, la de la muerte, que en Dickinson parece manifestarse a través del color blanco. “La Proeza Blanca” (“The White Exploit”) es el nombre dado en un poema al “camino de la muerte”. Y de blanco vestirá Emily tras la muerte del padre, que en el film marca el punto clave en el que el relato progresa sin remedio hacia la decadencia. Para una mujer que depositó toda su comunicación emotiva entre los miembros de su familia más cercana, el eventual envejecimiento y muerte de los seres queridos significó el arrasamiento físico y psíquico. Aún así la película no sobreexplota el simbolismo y evita mostrar el color blanco del ataúd verídico de Dickinson.

igual que si los Cielos fueran una Campana,

y el Ser, sólo un Oído,

y yo, con el Silencio, una especie de Raza

extraña, solitaria, naufragada —

Se ha señalado que la primera parte del film bien funciona como una comedia (al estilo de Manoel de Oliveira, observa con precisión Marcos Vieytes), la primera comedia de Davies. Esto es muy claro en los diálogos fuertemente literarios, repletos de ingeniosidad, ironía e irreverencia de parte de mujeres cultas, demasiado cultas para el rol subordinado que les tenía asignado la sociedad. Y aquí es donde se manifiesta la pulsión de muerte aún en esta comedia inicial. Porque si bien Davies evita referir las muertes tempranas que traumaron a Emily, como la de su prima y amiga Sophia Holland en 1844, cuando la escritora tenía sólo 14 años, en su rebelión espiritual se intuye un camino de destrucción. “Terminamos por convertirnos en lo que más odiamos”, observa la influyente Vryling Buffam, amiga de Emily, quien pese a su sentido de la independencia termina casada, no necesariamente por amor, seguramente porque es, en definitiva, lo que se esperaba de una mujer de su tiempo.

y entonces una Tabla se quebró en la Razón,

y comencé a caer, y caer más —

y me di contra un Mundo, en cada choque,

y en ese instante — terminé de saber —

Una serena pasión es también la primera película de Terence Davies rodada por entero en digital (en Sunset Song sólo los interiores habían sido rodados con esta tecnología, el resto en 65 milímetros). Aún así, el director de fotografía Florian Hoffmeister consigue expresividad lumínica sin abusar de los fondos desenfocados. Los interiores nocturnos, iluminados por velas, lámparas de kerosene y hogares, podrán recordar, quizás, al Stanley Kubrick de Barry Lyndon (Davies es un gran admirador de 2001: Odisea del espacio). Pero las cortinas de luz solar que ingresan por las ventanas, así como la composición en tableaux son marca innegable del estilo del director de Liverpool. También lo es el haber elegido la historia de una mujer de otras épocas, pionera (como Jane Austen, como las hermanas Brontë) en demostrar que su capacidad intelectual y artística podía igualar o superar al más eximio de los hombres, y lo suficientemente emancipada de espíritu como para sufrir la incomprensión, la burla y el desdén.

(Poema 280, Emily Dickinson)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 17 julio, 2017 por en Crítica y etiquetada con , .

Dirección de mail

LACUEVADECHAUVET @GMAIL.COM

SECCIONES

Introducí tu dirección de correo electrónico para seguir esta revista virtual y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

EQUIPO DE TRABAJO

Director:
Álvaro Fuentes
Escribas:
Ezequiel Iván Duarte
Mariano Vázquez
Francisco Goin
Gustavo Provitina
Alejandro Noviski
Pablo Ceccarelli
Álvaro Bretal
Giuliana Nocelli
Juan Jorge Michel Fariña
Pablo Osorio
Morena Goñi

Redes sociales

A %d blogueros les gusta esto: